¡Se quieren cargar los bienes comunales!

Mientras algunos defienden una mirada seria a nuestras raíces comunitarias y buscar nuevas (o no tan nuevas) formas de gestionar lo colectivo,  el gobierno, encabezonado en privatizarlo todo, pretende acabar con el régimen comunal usado por centenares de concejos españoles (les llaman entidades locales menores) para administrar y cuidar del patrimonio común. http://www.guiarte.com/la_cepeda/ataque-estatal-nucleos-rurales-norte.html

No se han leído a la recientemente fallecida Elinor Östrom, Premio Nobel de Economía en 2010 y su importantísima investigación sobre el gobierno de los bienes comunes. En ese aspecto, cuando se trata de satisfacer necesidades colectivas, los defensores de la idea del “procomún” (aprovechamiento común) demuestran la falsedad de la predominancia del modelo estrictamente privado (basado en el lucro) o estrictamente público (basado en el Estado y la burocracia administrativa). Apuntan la viabilidad de esas formas comunitarias que han permitido desde hace cientos de años en lugares y culturas diferentes gestionar recursos de uso compartido tan diversos como los bosques, la pesca, el riego…

¿Qué pretenden ahorrar? Los presidentes de esas “entidades locales menores” no perciben retribución alguna por su actividad al servicio de la colectividad. En cambio, a pesar de los múltiples conflictos que seguro aparecen regularmente (como pasa en cualquier comunidad) es un sistema que permite un mayor interés por lo común,  y no delega, salvo circunstancias especiales y poco frecuentes, en entes institucionales (con un coste superior) la gestión y resolución de esos conflictos.

La justificación para esa medida no tiene nada que ver con la crisis, no me consta que se haya hecho ningún estudio serio sobre el funcionamiento de ese sistema de gestión comunal. En cambio existen muchas experiencias que demuestran el encarecimiento y la merma de calidad de los servicios públicos cuando son gestionados por el mercado o por instituciones poco eficientes y nadie propone suprimir el mercado o el Estado.

Además, otra vez, en un ejercicio de burla al derecho a la información y a la participación ciudadana en los asuntos públicos,  todavía no se conoce exactamente el texto del anteproyecto de ley de gobiernos locales. Al menos así lo afirmaba no hace mucho este blog especializado http://www.elblogdeacal.com/2012/07/la-propuesta-de-articulado-de-reforma-de-la-ley-de-bases-de-regimen-local

Nuevamente se utiliza la crisis, causante de una verdadera situación angustiosa a miles de familias, para aprobar medidas de sesgado carácter ideológico auspiciadas por una minoría que ahora campa a sus anchas en el ejercicio del poder. Desde la democracia, desde el ejercicio de los derechos ciudadanos se debe dar respuesta contundente.

 

 

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Organización municipal y calidad democrática, Participación ciudadana, Procomún. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Se quieren cargar los bienes comunales!

  1. commonsleon dijo:

    El principal interés de cargarse las juntas vecinales es quedarse con los bienes de los pueblos

  2. Miguel Garcia Barragan dijo:

    Muy interesante, Nandi. Pero ¿cómo es posible que ningún partido ni ningún grupo dentro de los partidos explique esto y plantee medidas de oposición a semejante abuso de poder?
    ¿Cómo podemos, los ciudadanos, hacer frente para evitar que se carguen los bienes comunales?
    ¿Cuál es, desde tu punto de vista, una respuesta contundente?

    • Desgraciadamente en nuestro sistema político, los equilibrios de poder se hacen fundamentalmente con actores entre los que no estamos los ciudadanos y ciudadanas. Están los grupos de presión, los intereses económicos, los medios de comunicación, pero no estamos las personas. Y una buena parte de la estructura institucional es vieja, la propia Constitución, los partidos políticos, los sindicatos, las asociaciones, nacieron en una época distinta a la que nos encontramos ahora. Y en este nuevo tiempo toca volver a imaginar. Intuyo que la cosa está, en primer lugar, en ser conscientes de ese cambio y en segundo lugar activarnos individualmente como personas y recordar que podemos ser lo que somos porque vivimos en comunidad y el funcionamiento de esa comunidad no se debe delegar absolutamente a nadie que no esté bajo control.
      No sé cual es la fórmula exacta, pero estoy seguro que sólo la encontraremos si actuamos, si denunciamos lo que nos parece injusto, si nos oponemos a las injusticias, si imaginamos nuevas formas de organización y de gestión de lo público.

  3. Pep Martinnez barceló dijo:

    Interesant. Miraré de seguir-te des de Mallorca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s